Morón. Oscar Nakazato: La Historia del Ludópata que llegó a la Secretaría de Seguridad del Gobierno de Tagliaferro.

(De nuestra redacción) Corría el 6 de diciembre de 2013 y el entonces representante de la liga infantil de fútbol de Hurlingham, Oscar Nakazato (foto) desapareció de su domicilio con 80 mil pesos destinados a la compra de trofeos para entregar a los campeones de esa liga. Nakazato no volvió a su domicilio y, por eso su esposa, Mónica Acosta (ex concejala de ese distrito) radicó una denuncia temiendo que su marido hubiera sufrido algún tipo de atentado para sustraerle la importante suma de dinero.


Un Escándalo Institucional que llegó a la Literatura Política.

Sin embargo, un mes más tarde, el 7 de enero de 2014, Nakazato fue detenido por efectivos policiales en la localidad de Retiro, cuando se disponía a salir de Buenos Aires gracias a un dato aportado por Acosta. 

Nakazato – quien además era referente de la Unión Cívica Radical de Hurlingham – fue procesado por el delito de estafa y liberado una semana más tarde, luego de reconocer que se había jugado el dinero en distintas salas de juegos de «Capital Federal, Pilar y zona norte de Gran Buenos Aires» de acuerdo a las crónicas de la época. 

Su abogado, manifestó por entonces en defensa de Nakazato que  «Él es un ludópata, le creo porque tiene un antecedente: hace cinco años tuvo un problema con un dinero propio e hizo un tratamiento que lo mantuvo alejado de los juegos de azar durante mucho tiempo. Ahora le reapareció este brote ludopático»En tanto que su compañera de vida, Mónica Acosta, manifestó: «necesita un tratamiento psicológico, pide perdón, está arrepentido. Es parte del ser humano entender que esto es una enfermedad. No lo abandonaría como no abandonaría a un anciano que no puede controlar sus necesidades»..

El caso Nakazato fue tan resonante que hasta tuvo su párrafo en el libro «El Poder del Juego» escrito por Ramón Indart y Federico Poore.

Un Ludópata a la Secretaría de Seguridad.

Sin embargo, nada más se supo de Nakazato en la esfera pública; hasta que en mayo de este año salió a la luz su relación de dependencia con el municipio de Morón, conducido por Ramiro Tagliaferro. En efecto, Nakazato, según se desprende la nómina de personal municipal del mes de abril de este año publicada a modo ilustrativo en un artículo suscrito por el periodista Luis Torre, cobraba de bolsillo como profesional dependiente de la secretaría de seguridad municipal, $ 33.529,38. Lo que llamó la atención de quienes filtraron en su momento esta información, no fue tanto que Nakazato terminara trabajando en el Municipio conducido por Tagliaferro; si no el área a la que fue asignado a sabiendas de sus antecedentes ludopáticos. 

2 meses más tarde (como para que no queden dudas de su fuerte vínculo con el jefe comunal moronense) logró una paritaria personalizada récord de más de un 50 % pasando a cobrar $ 50.040,55. Todo un gesto político. Todo un síntoma de época.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
ResponsableQuinto Poder Conurbano +info...
FinalidadGestionar y moderar tus comentarios. +info...
LegitimaciónConsentimiento del interesado. +info...
DestinatariosNo se cederán datos a terceros, salvo obligación legal +info...
DerechosAcceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicionalPuedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

WhatsApp chat