Conurbano. Fuerte Operativo Sanitario intenta frenar los Casos de Covid-19 en el Barrio Villa Azul del Sur del Gran Buenos Aires.

Ya hay 92 positivos y todo el barrio se encuentra en estricto aislamiento desde ayer y este martes amaneció con una fuerte presencia policial y de profesionales de la salud que visita casa por casa.

Buenos Aires: Se realiza un mega operativo sanitario en la villa Azul de Bernal , donde se detectaron 7 nuevos casos con los que suman 92 el total de infectados por COVID-19 en el barrio. Foto: Carlos Brigo/Télam/cbri 26052020

Más de 300 personas, entre personal sanitario, voluntarios y de seguridad, llevaron a cabo el quinto día de entrevistas a los residentes del popular barrio Villa Azul, ubicado entre los partidos bonaerenses de Quilmes y Avellaneda, donde ya se confirmaron 92 casos de coronavirus y se esperan los resultados de más de 100 estudios realizados a personas con síntomas de la enfermedad.

A primera hora de la mañana, médicos, enfermeros, voluntarios y agentes de la bonaerense comenzaron con la visita “casa por casa” para entrevistar a sus habitantes con el objetivo de poder detectar personas con síntomas de Covid-19, a quienes les realizan un hisopado para confirmar o descartar la presencia de la enfermedad.

El barrio Villa Azul, que se encuentra en estricto aislamiento desde el lunes, amaneció con una fuerte presencia policial y de profesionales de la salud, donde las casas permanecían con las ventanas o cortinas cerradas.

En ese contexto, como parte del Programa Detectar (Dispositivo Estratégico de Testeo para Coronavirus en Terreno de Argentina), los promotores de salud comenzaron la recorrida vestidos con un traje especial blanco, cubrebotas, guantes, barbijos sanitarios y antiparras.

Un primer grupo integrado por al menos 10 personas ingresó en las calles de tierra del barrio donde viven unas 3.200 personas, de acuerdo al censo de barrios populares realizado por la provincia de Buenos Aires en 2018, y donde predominan las casas con ladrillos huecos a la vista y estructuras de uno o dos pisos, y pasillos muy estrechos, por donde circularon los profesionales de la salud y voluntarios.

Los voluntarios del Ministerio de Desarrollo bonaerense comentaron que en el operativo, como parte del proceso de sanitización, rocían “un producto especial por cada casa y en todas las manzanas que forman parte de este barrio”.

“Estar acá en contacto con gente que puede tener coronavirus es riesgoso, aunque tomamos todos los recaudos”, sostuvieron. Además, cuando regresan a sus casa, deben realizar “un protocolo de prevención” ante la posibilidad de llevar la infección a sus casas, en el que desinfectan su calzado, su indumentaria y realizan un aseo personal.

Al respecto, cabe destacar que el Ministerio de Desarrollo de la Comunidad entregó este lunes bolsones con 15 kilos de alimentos, entre conservas y verduras, y este martes está previsto que el Ejército distribuya comida como lo viene realizando desde hace más de dos meses en distintos barrios populares de Quilmes.

Por otro lado, voceros de la cartera de Salud bonaerense indicaron que a las personas “se las entrevista en su casa” para conocer si tienen o tuvieron en los últimos días síntomas vinculados al coronavirus y aclararon que “no se realizan testeos”, sino hisopados a quienes presenten tos, estado febril, problemas respiratorios y dolores musculares, entre otros síntomas.

Asimismo, dentro del barrio se colocó, frente al Centro Municipal De Cuidado Familiar y Comunitario de Villa Azul, un camión sanitario en donde se realizan los hisopados en los casos más “sospechosos”, cuyo resultado se conocen en aproximadamente 24 horas.

Eso sucedió cerca del mediodía, y como parte del protocolo de seguridad sanitaria, se pidió liberar la zona para que las personas que necesitaran realizarse el estudio pudieran circular manteniendo la distancia física, para prevenir los posibles contagios de coronavirus. Además, para el traslado de casos agudos, en caso de detectarse, también se apostaron cuatro ambulancias del SAME.

Hasta este martes, los casos de coronavirus detectados en Villa Azul totalizan 92 y se esperan los resultados de 100 test tomados a personas con síntomas, según anunció la secretaria de Salud, Carla Vizzotti, en el reporte diario sobre la evolución de la enfermedad.

Por su parte, el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollán, informó que en el barrio Itatí, en el partido de Quilmes y ubicado frente a Villa Azul, se confirmaron siete casos de Covid-19 y aseguró que el próximo jueves comenzará allí el Programa Detectar.

Además de Gollán, estaban supervisando el operativo el viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak; el ministro de Desarrollo de la Comunidad de Buenos Aires, Andrés Larroque; y los secretarios de Salud de Quilmes y Avellaneda, Jonatan Konfino y Virginia González Algañaraz, respectivamente.

“La idea de aislar Villa Azul se consensuó”

El en marco del operativo, el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, dijo este martes que la decisión de aislar a Villa Azul ante el aumento de contagios de coronavirus en ese asentamiento “fue consensuada” con los intendentes de Quilmes y Avellaneda y referentes del barrio.

“Antes de decidir el aislamiento, hubo una reunión con los intendentes de Avellaneda, Jorge Ferraresi, y de Quilmes, Mayra Mendoza, además de la gente más importante del barrio, que entendió las circunstancias para esta metodología”, afirmó Berni en diálogo radial.

En ese sentido, vale mencionar que el Gobierno bonaerense desplegó un fuerte operativo de asistencia que también cuenta con la participación de las fuerzas de seguridad, que “garantizarán” que los vecinos del barrio de Villa Azul cumplan el protocolo y estén aislados durante 14 días.

Durante ese lapso se reforzará la asistencia, que incluye la entrega de alimentos y artículos de limpieza para abastecer al barrio. En ese contexto, Berni explicó que el aislamiento busca “proteger a los grupos vulnerables del barrio, donde viven 12.000 personas”.

Lo que vemos hoy es lo que pasó hace 14 días: no hay un panorama actualizado y por eso se decidió cortar la cadena de contagios masivos”, señaló. Al mismo tiempo, explicó que “se hace una asistencia sanitaria y alimentaria masiva” y que los voluntarios “resolverán trámites esenciales fuera del barrio” para que sus habitantes no salgan.

Consultado sobre lo que puede suceder en otros barrios humildes, Berni aseguró que “eso no lo sabe nadie“, por eso el Gobierno debe estar “atento”, razón por la cual “se realiza”, lo que definió de manera técnica como, “una vigilancia epidemiológica”.

“Lo vamos a resolver lo más rápido posible”

En tanto, el ministro de Desarrollo de la Comunidad bonaerense, Andrés Larroque, dijo este marte que es “lógico” que se genere “ansiedad” entre los habitantes del barrio Villa Azul, pero señaló que el Estado “va a resolver” las demandas de los vecinos “lo más rápido posible“, con el eje puesto en la distribución de alimentos y mercadería para que “llegue a todos los lugares”.

En declaraciones radiales, Larroque sostuvo que en ese barrio hay una “acción combinada con los municipios“, y remarcó que “alimentos y mercadería hay”, lo que pasa es que “el abastecimiento y la logística para repartir es distinta” y puede demorar más en algún sector del barrio, lo que “puede generar ansiedad”.

“Hay que poder armar bolsones, distribuirlos, llegar a todos los lugares. Eso se va a hacer hoy, y es lógico que se genere alguna ansiedad en todo esto”, sostuvo Larroque y agregó: “Es un montón de demanda que estamos resolviendo y lo vamos a resolver lo más rápido posible”.

También se refirió a las supuestas tensiones entre el gobernador Axel Kicillof y su antecesora, María Eugenia Vidal. Al respecto, Larroque sostuvo que, en la conferencia de prensa del sábado en Olivos, no hubo “una crítica”, lo que hizo “fue marcar el contexto que se enfrenta”.

“Yo no lo vi como crítica, lo que hizo el gobernador fue marcar el contexto que enfrentamos y es una realidad que debemos asumir respecto a un conjunto de situaciones que, al margen de la pandemia nos generan condicionamientos y dificultades”, aseveró Larroque.

Por otro lado, consideró que la relación de la provincia de Buenos Aires con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, está “bien”. En ese sentido consideró que se están viviendo “tiempos complejos y nadie tiene la verdad revelada”.

“Vamos aprendiendo minuto a minuto ,y en función de eso, todos estamos abiertos al diálogo y a intercambiar“, enfatizó Larroque, quien entendió que “hay buena predisposición de los actores para alcanzar criterios conjuntos, más allá de que pueda haber una transitoria tensión respecto a algún punto de vista determinado”.

Por último, Larroque comentó que no ve a su familia desde que inició la pandemia. “Yo no veo a mi viejo hace más de 80 días, en el medio, falleció mi abuela y no la pude ver. Fuimos tres personas a despedirlas al cementerio de la Chacarita, donde solamente pudimos tener contacto con el coche fúnebre”, relató el ministro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
ResponsableQuinto Poder Conurbano +info...
FinalidadGestionar y moderar tus comentarios. +info...
LegitimaciónConsentimiento del interesado. +info...
DestinatariosNo se cederán datos a terceros, salvo obligación legal +info...
DerechosAcceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicionalPuedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

WhatsApp chat