Morón. La Estrategia del Macrismo para bloquear la Sesión Especial del HCD en la que se trató la Deuda que dejó Tagliaferro.

El bloque de concejales de Juntos por el Cambio (JxC) de Morón, presidido por Natalín Faravelli, recurrió a mentiras de patas cortas y utilizó variados argumentos falaces para no deliberar sobre en tema clave: la Rendición de Cuentas 2019, período en el que el ex de María Eugenia Vidal, Ramiro Tagliaferro, dejó casi en quiebra al Municipio.

El macrismo de Morón intentó bloquear un Sesión Especial del Honorable Concejo Deliberante (HCD), realizada en el Teatro Municipal Gregorio de Laferrere, en la que se trató la Rendición de Cuentas del período 2019, último de la administración de Ramiro Tagliaferro, quien le dejó al Municipio una deuda de $ 1.400 millones.

En ese contexto, la presidenta del bloque de Juntos por el Cambio (JxC), Natalín Faravelli, comenzó a poner trabas a la realización de la Sesión Extraordinaria de ayer y de la Sesión Especial realizada este viernes al argumentar que a causa de un embarazo que transita es persona de riesgo para participar de dichas deliberaciones, sin embargo, esta y otras excusas y denuncias de por medio resultaron ser falaces.

Antes de describir las mentiras a las que recurrió Faravelli para no sesionar, cabe mencionar que se realizaron varias videoconferencias para preparar dichas sesiones, en las que ella participó, aunque llegado el día del debate no asistió blandiendo el argumento de su embarazo. No conforme con esto, decidió redoblar la puesta en escena al denunciar al presidente del HCD, Jorge Laviuzza, al considerar que la convocatoria deliberativa era en hecho de “violencia machista”, algo que el edil no tardó en responder a través de un comunicado.

Faravelli intentó sensibilizar a la opinión pública mediante varios argumentos de peso social: su condición de mujer, su estado de embarazada, el supuesto riesgo de quedarse sin cobertura médica y, en el marco de la pandemia, el peligro de infectarse de coronavirus por asistir a las sesiones del HCD

“En primer lugar, realizamos varias reuniones por la plataforma Zoom donde planteé la necesidad de sesionar. Todos los presidentes de bloques políticos allí presentes, la concejala Faravelli entre ellos, estuvieron de acuerdo con esto y entre todos coincidimos en que la sesión se llevara a cabo en la zona de la explanada de la Plaza San Martín”, señala la misiva firmada por Laviuzza, desmintiendo una de las falacias de la edil macrista.

En este proceso de acumulación argumentos poco probables, sus pares del Cuerpo deliberativo, entre ellas varias concejalas, le plantearon que solicitara licencia por embarazo, a lo que Faravelli argumentó que se quedaría sin la cobertura de la obra social, algo imposible bajo la legislación argentina.

Las falacias por partida doble caen poco a poco. En primer lugar, Faravelli ni ninguna otra edil o trabajadora del país se quedaría sin cobertura de salud por pedir licencia por embarazo. En segundo lugar, su obra social no es IOMA, la que tienen por defecto todos funcionarios y trabajadores públicos de la provincia de Buenos Aires, sino que ella está afiliada a la prepaga premium OSDE, una de las más costosas del país (Ver: “Las Bajezas del Macrismo Vernáculo…”).

Asimismo, Faravelli intentó sensibilizar a la opinión pública mediante varios argumentos de peso social: su condición de mujer, su estado de embarazada, el supuesto riesgo de quedarse sin cobertura médica y, en el marco de la pandemia, el peligro de infectarse de coronavirus por asistir a las sesiones del HCD, cuerpo deliberativo al que pertenece y en el que representa a un sector de los vecinos que la eligió para ese rol.

Por otro lado, vale señalar que en la Sesión Extraordinaria del jueves la estrategia de Faravelli tuvo dos patas: primero utilizar las redes sociales para denunciar con las falacias mencionadas a Laviuzza. En tanto, el segundo asidero se basó en introducir estos temas en plena deliberación, por fuera del temario de la fecha, y la encargada de llevar adelante el plan fue la concejala de JxC, Analía Zappulla.

Inicialmente, Zappulla criticó la forma en que se llevó a cabo la sesión y manifestó que le hubiera “gustado decidir participar de manera remota” y, acto siguiente, puso como ejemplo el caso de Faravelli, poniendo el acento en su embarazo y en los peligros de la pandemia. Obviamente, en su descargo mencionó las falacias de la licencia y la pérdida de la cobertura de salud.

Con la polémica entorno a la concejala embarazada instalada, el bloque opositor macrista no asistió a la Sesión Especial de este viernes y trató de desdibujar la sesión, donde el ex intendente Ramiro Tagliaferro quedó en el centro de todas las miradas por el debate de la Rendición de Cuentas 2019, su corrupción y las deudas con las que dejó al Municipio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
ResponsableQuinto Poder Conurbano +info...
FinalidadGestionar y moderar tus comentarios. +info...
LegitimaciónConsentimiento del interesado. +info...
DestinatariosNo se cederán datos a terceros, salvo obligación legal +info...
DerechosAcceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicionalPuedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

WhatsApp chat