Covid-19. El Coto de Ramos Mejía de Mal en Peor, tras haber sido detectados Problemas Bromatológicos, ahora una Cajera se contagió de Coronavirus.

La sucursal de la conocida cadena de supermercados hace 60 días fue clausurada al no sortear una inspección en la que se encontraron serios problemas que excedían todos los parámetros de salubridad. Ahora, en el mismo establecimiento, una trabajadora resultó infectada.

La sucursal de Coto Ramos Mejía sufrió otro duro golpe. Luego de haberse recuperado de las sanciones y clausura que le impusiera el Municipio de La Matanza hace cerca de 60 días, por “violación a la Ley 18284 y decreto ley 8751/77”, entre otras causas que sorprendieron por su grado de desidia, la cadena de supermercados nuevamente es noticia tras haberse detectado que una de sus cajeras se contagió de Covid-19.

El secretario general del Sindicato de Empleados y Obreros de Comercio y Afines Zona Oeste (SEOCA), Julio Rubén Ledesma, dio a conocer el caso de coronavirus de una cajera del Coto de Ramos Mejía y, en el marco de los protocolos sanitarios por la pandemia, exigió que “la empresa realice el test a todo el personal del establecimiento”.

Asimismo, Ledesma agradeció el “accionar de los delegados” del SEOCA, que “lograron aislar a los trabajadores que estuvieron en contacto directo” con la cajera contagiada, mientras se procedía al cierre de la sucursal “para que se desinfecte”.

El cuerpo de delegados de los trabajadores de la sucursal reaccionaron rápidamente para aislar a varios empleados y suspender la atención al público.

Según trascendió, la trabajadora fue contagiada por su hermana, quien es enfermera, razón por la cual el cuerpo de delegados de los trabajadores de la sucursal reaccionaron rápidamente para aislar a varios empleados y suspender la atención al público a modo de prevención.

Si bien ahora se contuvo la situación y la sucursal retomó sus actividades, SEOCA solicitó que se le haga el test a todos los empleados, para detectar otros posibles contagios, aunque el personal en contacto directo con la cajera ya se encuentra en aislamiento obligatorio, como es protocolo en estos casos.

El gremio explicó que la cajera “hacía una semana que no concurría” al establecimiento, sin embargo, el periodo de latencia para el contagio y que se comiencen a manifestar los primeros síntomas es de al menos 15 días. “La compañera se contagió a través de su hermana, que es enfermera. Hace una semana que no va a la sucursal”, señaló al respecto Mirta Vera, quien es delegada de SEOCA.

“La clausura de la sucursal de la Avenida Rivadavia, en la localidad de Ramos Mejía, del Supermercado Coto se realizó por cuestiones de higiene y bromatológicas”.

Mirta Vera, delegada de SEOCA

Además, señaló que las medidas se tomaron este jueves, debido a que el diagnóstico de la cajera se conoció ese mismo día, razón por la cual “se procedió a aislar a la gente que estuvo al lado de ella”. Vera también explicó que “intervino el Municipio” de La Matanza, que “procedió al cierre” de la sucursal, y luego “le realizó el hisopado a toda la gente que estuvo en contacto con ella”.

La sucursal afectada por la desidia y la pandemia.

La Municipalidad de La Matanza hace cerca de 60 días emitió un comunicado en el que se refirió a la clausura de la sucursal Ramos Mejía de supermercados COTO, por “violación a la Ley 18284 y decreto ley 8751/77”, entre otras causas que sorprendieron por su grado de desidia.

“El Municipio de La Matanza quiere dejar constancia que la clausura de la sucursal de la Avenida Rivadavia, en la localidad de Ramos Mejía, del Supermercado Coto se realizó por cuestiones de higiene y bromatológicas”, señaló parte del comunicado del distrito.

Según las autoridades municipales, “entre otras irregularidades, se detectaron productos con fecha de vencimiento manipulada, productos sin la pertinente refrigeración, mal manejo de residuos, falta de limpieza en espacio donde se manipulan fiambres, quesos y carne, sangre de carne picada cayendo sobre tortas y productos de repostería, lo que lleva a un potencial riesgo de contaminación cruzada de alimentos”.

Coto vuelve a ser noticia por la inoperancia, ya que los delegados gremiales tuvieron que tomar la iniciativa para contener un posible foco de contagio.

Además, en esa ocasión se constató que “varios productos excedían los topes máximos de precios exigidos por el Estado nacional”. Por este motivo, el personal a cargo de la inspección dio aviso inmediato a la Secretaria de Comercio de la Nación.

Desde el Municipio habían ordenado “la desinfección pertinente” y que se cumpla con las “reglamentaciones bromatológicas”, especialmente en momentos en los que la pandemia exige que “las condiciones de limpieza y desinfección sean ejemplares”.

Posteriormente, tras solucionar los graves problemas que provocaron el cierre, se habilitó la reapertura. Sin embargo, Coto vuelve a ser noticia por la inoperancia, ya que los delegados gremiales tuvieron que tomar la iniciativa para contener un posible foco de contagio de coronavirus entre los trabajadores del establecimiento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
ResponsableQuinto Poder Conurbano +info...
FinalidadGestionar y moderar tus comentarios. +info...
LegitimaciónConsentimiento del interesado. +info...
DestinatariosNo se cederán datos a terceros, salvo obligación legal +info...
DerechosAcceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicionalPuedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

WhatsApp chat