Femicidios. La mamá de Iara Rueda, asesinada en Jujuy, pidió por una Ley contra la Violencia de género.

Mónica Cunchila detalló el calvario que vivieron ella y su familia, desde la desaparición de su hija, hasta su triste aparición sin vida. Además, relató la desidia del Gobierno de Jujuy, el desinterés, la falta de empatía de las autoridades policiales y la judiciales de la provincia.


Por Marina Caivano y Maria Paula Amoure.

Mónica Cunchila, la mamá de Iara Rueda, detalló el calvario que vivieron ella y su familia, desde la desaparición de su hija, hasta su triste aparición sin vida. Durante una entrevista cedida de manera exclusiva para Quinto Poder, Mónica contó la desidia que padeció a manos del estado provincial, el desinterés, la falta de empatía y el “ninguneo” de las fuerzas policiales de Jujuy y la justicia.

“Mi hija ha hecho el sacrificio ella de irse, pero que tenga un propósito, y que sea esta ley”, expresó la madre de Iara y sus palabras nos interpelan como sociedad, pero sobre todo cuentan en primera persona el dolor de una mujer que espera que exista un verdadero cambio en la provincia, en relación a la búsqueda de personas y la violencia de género.

En un clima de absoluto respeto, sororidad, compañerismo y sobre todo mucho dolor, logramos comunicarnos con la mamá de Iara por videoconferencia. La charla fue extensa, no fueron necesarias muchas preguntas, ella tenía muchas ganas de contar su historia, la historia de Iara.

Nos costó -casi desde el comienzo de la nota- contener las lágrimas, Mónica sollozaba, se contenía, lloraba, gritaba de bronca y de dolor y volvía a llorar. Su indignación fue la nuestra. Nos atravesaba, como mujeres, como feministas. Nos hermanaba. Solo queríamos escucharla y recordarle, una vez más, que no estaba sola, que nos tenemos.

¿Cómo vivió las movilizaciones que reclaman justicia y verdad por Iara?

“Ese día que me enteré que falleció mi hija todo Palpalá se levantó –cuenta la mamá de Iara-, todo Palpalá hizo una marcha en homenaje a mi hija, yo sé que todo el pueblo se despertó y no hay nadie, ningún padre, nadie tiene que pasar por el calvario que yo pasé. Yo creo que hasta el vecino quiere poder salir tranquilo y mandar a su hijo a vóley, a inglés o a la escuela y tener la tranquilidad de que no vayas a llegar a casa y que no esté. Hoy en día nos vemos obligados los papás y las mamás a salir a trabajar, imagínate la desesperación de hacer la denuncia y que te digan que la vieron acá o la vieron allá y sentís que nadie hace nada, te volvés loca”.

“MI HIJA DEJÓ UN PROPÓSITO, Y EL PROPÓSITO ES QUE NO NOS CALLEMOS MÁS”.

Entonces, después de ese día que fui a ver el tema del funeral de mi hija, se organizó la marcha en la provincia y sabés que me puse orgullosa, me dije yo sé que no la tengo, que ella está allá en el cielo, yo en ese momento odié a Dios porque se la llevó, pero cuando ví que tanta gente se juntaba pidiendo justicia y pidiendo que no pasen más estas cosas, sabés que me puso feliz porque mi hija dejó un propósito, y el propósito es que no nos callemos más. Y el propósito es que nos cuidemos, vecino, entre todos. Si vemos algo, colaboremos, informemos, no esperemos que aparezca como apareció mi hija –dice mientras llora– Horrible fue que te digan que está enterrada, que está atada. Pero así como mi hija, hay muchos desaparecidos”.

Yo creo que mi hija es un angelito que de ahora en más va a cuidar a todos los chicos. Me da alegría saber que hace pocos días han desaparecido chicas acá en Monterrey y Palpalá, pero sabés que con las movidas han aparecido. Como que recién se han despertado y se han puesto a trabajar, han unificado criterios. Pero con mi hija no, han esperado tanto que ahora mi hija no está“, se lamenta Mónica y rompe en un llanto imposible de contener.

Pero ella dejó ese propósito -continúa-. Y cada vez hay más marchas. Acá en los pueblos chiquitos de Jujuy todo el mundo se levantó, y eso que dicen que nosotros somos récord, la gente dijo basta. Y a mí me fortalece el afecto de la gente. Viste que una mamá si te tocan un hijo, vos te transformás, sos una leona. Yo tengo tres nenas más, cómo puedo dejarlas andar en bicicleta sin saber si viene un pervertido y se la lleva como hicieron con mi hija. ¿Qué seguridad te dan de que si vas y denunciás se van a hacer las cosas bien?

“LE COSTÓ LA VIDA PERO ESTO ES UN PRINCIPIO, HAY UN ANTES Y UN DESPUÉS.”.

Yo quiero que cambien los protocolos y las ordenanzas. Por qué no despejamos los lugares esos yuyales, colectivos abandonados que pueden ser aguantaderos, que ahí pueden meter a chicos, violarlos, etc. Pero qué te dicen cuando les decís si pueden retirarlos, te dicen ‘estamos esperando la orden de un juez’. Pero esperamos a que pase algo para movernos. Hagan las cosas que tienen que hacer. Si hay baldíos, si hay montes de yute, casas botadas. Colaboremos vecinos. Acá en el barrio dónde apareció el cuerpito de mi hijita, los vecinos han tenido que poner cada uno de su bolsillo, un tendal de cable y han puesto la iluminación. Los vecinos hoy han alquilado una máquina, han limpiado todo ese yuyal, hoy se ve de punta a punta todo eso. Le costó la vida pero esto es un principio, hay un antes y un después”.

“Yo siempre digo: ¿Qué te cuesta poner la firma y decir ‘si, vayan y limpien’? Acá me dicen ‘te vamos a dar 20.000 pesos”, ¡pero la vida de nadie sale 20.000 pesos! –exclama Mónica-, una prefiere estar bien, tener a tu hija, saber que está, pero sabés que feo es ver a la noche su cama vacía. Mi hija veía ese dibujito Cebollín, tocaba la guitarra, ya no está –dice la madre en Iara mientras llora incontenible-. Les grité y les supliqué que pongan los perros, que pongan los drones, para qué tiene la Provincia drones, canes de rastreo, ¿para qué estén guardados? No, es del pueblo y cuando el pueblo lo necesita tienen que dárselo, por qué esperaron tanto. Y ahora ya no está mi hijita, una nena de 16 años que ya no va a ser mamá, ya no va a ser tía, ya no va a ser abuela, cómo le decís a sus hermanas, calmate, no llores, no, no se puede”.

“DONDE SE ENCONTRÓ A MI HIJA, EL DÍA ANTERIOR TAMBIÉN FUERON LOS VECINOS DE ACÁ JUNTO CON MI ESPOSO. NO ESTABA EL CUERPO DE MI HIJA. Y AHÍ APARECIÓ EL CUERPO DESPUÉS. ¡PLANTADO!”

Le pido a la gente, a toda la Argentina, ¡no paremos! Yo no hablo de violencia –explica-, mi hija era calma, yo no pido que vayan y que pinten, con que llevemos carteles, no solamente por mi hija, tantas chicas desaparecidas. La chica Cesia, imagínate la desesperación de esa mamá que no sabía dónde estaba su hija, y así muchas chicas, la chica Gabriela, de acá de Palpalá, que desapareció un día después que mi hija, un rastrillaje que tenían que hacer los vecinos más bien que se comprometa la Policía, que se comprometa el Municipio, no, los vecinos salían con machetes, en el yuyaral donde se encontró a mi hija el día anterior también fueron los vecinos de acá junto con mi esposo. No estaba el cuerpo de mi hija. Y ahí apareció el cuerpo después, plantadoAhora dicen ‘justo se cortó la luz’. ¡Justo se cortó la luz cuando mi hija desaparece en la parada! ¡Justo se cortó la luz y no hay ningún video! ¡No hay nada! Ahora apareció un testigo que le dijo al comisario: ‘Yo vi una chica, me parece que era ella la que estaba ahí’, pero a mi no me escucho, no me hizo caso, si ese día hubiese cerrado todo yo tendría a mi hija y no estaría pidiendo que gritemos, que gritemos que esto cambie”.

Desde ese momento que vas y haces la denuncia y pedís desesperadamente que la busquen, ¿cuánto tiempo pasó hasta que actuaron? 

Todo se demoró, pasaron cinco días, hasta que hicieron algo. Desde el primer día a la noche, cuando recibimos un mensaje que decía que habían visto una chica que se la estaba llevando acá cerca un hombre, yo llame al jefe y me dijo: ‘ya, ya vamos a ir, si’. Al otro día me traje al comisario a mi casa y el testigo dijo ‘tengo miedo de hablar’, pero el comisario le tomo los datos y le mostró la foto, y ahí se perdió otro día más. Luego me pasaron a casos especiales e iniciaron otra vez las actuaciones, en vez de trabajar en conjunto y pedirle al juez o al fiscal que firme lo que tenga que firmar, no se, que cierren los tres barrio, limpiamos el barrio y el que no nos deja entrar a la casa es que algo esta escondiendo –señala Mónica en referencia a las pesquisas-. Pero no se hizo así, entonces, según la autopsia, ese día la matan a mi hija”.

“EL COMISARIO RODRÍGUEZ INSISTÍA QUE ERA UN CHIQUILINADA, QUE IBA A APARECER. IGUAL, SI SE HUBIESE IDO CON EL NOVIECITO MI HIJA ERA MENOR DE EDAD, TENIA 16 AÑOS Y TENÍAN LA OBLIGACIÓN DE BUSCARLA”.

Todos insistían ‘¿seguimos con el noviecito?’, pero aunque se hubiese ido con el noviecito mi hija era menor de edad, tenia 16 años y tenían la obligación de buscarla. Pero no, me decían hay que esperar. Les dije que desde el primer día me llaman y me cortan, ninguno me hizo caso. Y después, cuando pasa a delitos complejos me dicen que van a venir con los canes a las seis de la mañana ¿y a que hora vinieron? –se pregunta mientras llora desconsoladaa las once de la mañana, cuando toda la gente estaba por marchar para que aparezca mi hija”.

Insistían que mi hija estaba ahí en un hotel, y yo les decía no es mi hija. Insistí con el informe del celular, porque ahí esta la clave. A ella la engañaron con el tema de un trabajo practico y la sacaron de casa. ¿Y que pasa cuándo le digo del celular? que ‘eso se demora mucho, que ya, que espere, que claro’…, pero si hubiese sido el hijo de un diputado, el hijo del gobernador, ya hubiese aparecido ese informe. No me pueden decir que ellos se demoran en todo. El comisario Rodríguez me dijo “es una chiquilinada, ya va a aparecer”.

“MI HIJA ERA UNA ADOLESCENTE DE 16 AÑOS QUE LE COSTÓ LA VIDA Y LA GENTE ESTÁ CANSADA QUE PASE ESTO Y QUE PASEN ESTAS COSAS ACÁ EN JUJUY”.

“Después encuentran el celular de mi hija y me llaman para que vaya a buscarlo y cuando llego estaban todos ahí, sentados, sin hacer nada –relata indignada-. Escucho que entre ellos se preguntan: ‘¿Cuántos fuimos afectados? Dos turnos nada más, y mañana solamente trabaja un turno’. ¡No podés! –dice Mónica en referencia a la inacción de los uniformados-. Era una niña, desapareció una persona, no podés afectar solamente dos turnos. Y así, el domingo el comisario me avisa que ya está programado: ‘Ya conseguimos la gente para hacer rastrillaje’” -relata la mamá de Iara en referencia al operativo que inicia el día lunes-. “Y que casualidad –añade-, que cuando empiezan el rastrillaje, a las ocho de la mañana, una hora después aparece mi hija”.

¿Cree que las personas que están detenidas son las personas culpables y que hay de cierto en que conocían a Iara? 

Es la primera vez que los veo, pero mi hija no se, no se cual será el motivo porque a mi hija la venían estudiando, esto no es de ahora. Mi hija esa semana me dijo “mama me quieren comprar el trabajo practico”, y la agarraron y a ella la engañaron. Al otro día estuvo con su hermana y bueno, yo no las conozco a esas personas, no se por que le han hecho este daño porque esta gente lo tiene todo premeditado. Porque ellos después dentro de la cárcel están bien, comen tienen techo, todo pero yo no la voy a tener más a mi hija, pero si tengo que pedir bueno, la cadena perpetua. Si dicen que ellos son, será porque las pruebas lo dicen, el informe del celular, insisto con el celular, insisto con que el informe ha sido muy tarde, no estamos en la era de piedra, no han querido trabajar, no han querido hacer las cosas bien, si vos no querés trabajar andate a tu casa y quedate ahí”.

¿Qué opina del tratamiento en la Legislatura del Proyecto de Ley de Emergencia en Violencia de Género? ¿La han convocado para participar?

A mi nadie me ha llamado. Ojalá que esto sirva para un cambio. Que nos unamos los argentinos, que sea un bien para todos, es la única forma. Mi hija ha hecho el sacrificio ella de irse, pero tiene un propósito: el propósito es esta ley. Mi hija era una adolescente de 16 años y la gente está cansada que pasen estas cosas acá en Jujuy”.

Finalmente, cabe recordar que, según el Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidades (MMGYD), Jujuy es de las provincias con más casos de violencia de género, donde ocurrieron diez femicidios en el transcurso de este año, cinco de ellos registrados entre el pasado 8 de septiembre y el 8 de octubre, la mayoría en medio de denuncias por desaparición.

Actualmente continúa el tratamiento en la Comisión Géneros de la Legislatura provincial del Proyecto de Ley de Emergencia de Violencia de Géneros. Resulta urgente que se tomen medidas prontas y efectivas en Jujuy, que se desarme el entramado patriarcal que desoye las voces de las familias de las víctimas, desestima sus denuncias y no actúa con la celeridad necesaria para salvar vidas de mujeres y niñas.

Si vivís una situación de violencia de género o conocés a alguien que necesite ayuda llamá gratis al 144 o mandá un mensaje al 11-5050-0147 para recibir ayuda de profesionales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos
ResponsableQuinto Poder Conurbano +info...
FinalidadGestionar y moderar tus comentarios. +info...
LegitimaciónConsentimiento del interesado. +info...
DestinatariosNo se cederán datos a terceros, salvo obligación legal +info...
DerechosAcceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos. +info...
Información adicionalPuedes consultar la información adicional y detallada sobre protección de datos en nuestra página de política de privacidad.

WhatsApp chat